Editoriales

Tiendas Online

libros_general_125x125.gif

Redes Sociales

Estamos en Google+

twitter1

@cazadoraromance

Eventos Calendario

Septiembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 1 2 3 4 5
Pídeme lo que quieras, ahora y siempre - Megan Maxwell
Críticas

Escrito por Yuno

Viernes, 29 de Marzo de 2013 14:02

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre - Megan Maxwell

 

Sinopsis

 

Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

 

Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

 

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre es una intensa historia de amor, plagada de fantasías sexuales, morbo y erotismo, en la que los protagonistas hablan cara a cara con la pasión.

 

 

Valoración

 

Por fin ha llegado esta segunda parte tan esperada.

 

La historia empieza donde nos dejó la primera entrega, en Jerez. Jud tiene un cabreo monumental y nuestro Iceman intenta por todos los medios que lo perdone. Al final, como toda historia que se precie, lo perdona (eso sí, vengándose un poquito), y deciden irse a Munich porque Eric tiene asuntos importantes que atender.

 

Una vez allí la cosa empieza a ponerse interesante. Tenemos a un niño un poco cabezón, una mujer muy terca y un hombre obstinado... son la familia perfecta.

 

En esta segunda parte conocemos mucho más a Eric (cosa que me encanta), sabemos de sus aficiones y sus miedos. En algún que otro momento nos darán ganas de matarlo, pero bueno, qué le vamos a hacer.

 

Los secundarios también cambian. Aunque seguimos sabiendo de Raquel y Manuel, al estar en Alemania nos centramos más en las personas que pertenecen a la vida de Eric. Tenemos al matrimonio que cuida de la su casa, Simona es un amor y el momento telenovela me ha hecho soltar más de una carcajada. Conocemos más a Marta y a Sonia, a Björn, y algún que otro personaje nuevo que nos hará subir la calentura. Y, como no podía faltar, tenemos un animalito que nos robará el corazón.

 

Al ser una novela erótica tenemos momentos de alto voltaje, pero siempre narrados de una forma muy elegante. Y es algo que agradezco porque, a veces, con tantas escenas de sexo, si se utiliza un lenguaje muy soez, suele ser bastante cansino. Eso sí, el amor entre Judith y Eric sigue siendo el eje central de la historia, no podía ser de otra manera.

 

No sé muy bien cómo expresar la sensación que me ha dejado esta historia. "Pídeme lo que quieras" es un libro que me encantó, me enganchó y me hizo sentir esas mariposas en el estómago que te dejan cautivada.

 

Pues bien, "Pídeme lo que quieras, ahora y siempre", aunque también me ha gustado, no me ha dejado esa sensación tan completa. Puede que sea porque creo que se necesitaría una tercera parte, pues esta historia no está terminada, o esa sensación me ha dado a mí. También es cierto que en algunos momentos he sentido más empatía que en la primera entrega, la historia está muy bien narrada y te engancha desde el minuto uno. Por eso me cabrea tanto que me haya dejado esta sensación de que el puzzle no está terminado. Todo se cierra muy rápido, demasiado, y quedan cabos por atar.

 

Sea como fuere, es un libro que no te deja indiferente, sigue en la línea del estilo de Megan. Es de fácil lectura, y con esas frases que te hacen curvar los labios, con personajes frescos y fuertes que, a través de una historia sencilla, crean un mundo mágico que te absorbe y te evade de la realidad.

 

Megan, si te puedo pedir lo que quiera, ahora y siempre; pido una tercera parte para que mi puzzle esté completo.

 


 

Escrito por Lyoco

Viernes, 24 de Mayo de 2013 12:27

 

Valoración

 

Por fin tenemos aquí la tan ansiada segunda parte de "Pídeme lo que quieras". Y no sé qué decir. ¿Ha merecido la pena la espera? Sí y no. Es un libro que me ha gustado bastante, pero quizás no tanto como el primero.

 

Los escenarios, la relación entre los dos, y unas pocas cosas más, cambian entre ellos, evolucionan, por ello pienso que no vemos la pasión tan desenfrenada entre ellos dos. En esta novela, para mí forma de ver, se lo toman un poco más con calma.

 

Esto no quita que sus relaciones dejen de ser como eran, que no es así.

 

Después de cómo terminó el primer libro, Judith está más que decidida a no volver nunca más con Eric. Ella, como sabemos, es muy cabezona y se muestra fuerte en su decisión, aunque siga perdidamente enamorada de él. No puede perdonarle lo que le ha hecho, su orgullo se lo impide. Pero el amor, la determinación de Eric y la atracción y pasión que siente no le permitirán huir.

 

Eric sabe y reconoce que ha cometido un error muy gordo con Judith, por ello no le importa arrastrarse hasta su lado para que ésta le perdone. Él la ama, no puede estar alejado de ella y hace todo para conseguir su perdón. Él también es orgulloso y cabezón, por lo que los enfrentamientos entre ellos estallan llenos de pasión y chispas.

 

Costará, pero finalmente la reconciliación será inevitable.

 

Ahora la relación da otro paso, esta vez mucho más importante, pues Judith se va a Munich con Eric. Allí, Judith se sentirá una intrusa, le costará un poco adaptarse a la casa, pero sobre todo lo que más le costara será hacerse con Flyn, el sobrino de Eric.

 

Flyn es un personaje muy, muy importante en esa historia, pues él será el motivo de varias disputas entre Eric y Judith; también resultará una gran pesadilla para la adaptación de Judith. La relación entre ellos no comienza con buen pie. A ella le gustan los críos, los entiende y ve que Flyn tiene un problema, pero entre ellos las cosas cada día son más complicadas, hasta que un detonante hace que todo cambie drásticamente entre ellos. Desde ese momento se creará un vínculo muy especial entre ambos.

 

La relación entre Eric y Judith más o menos seguirá siendo la misma. Aunque, después de la separación, Eric no está tan dispuesto a compartir a su amada. Aun así, los juegos continúan y en alguna ocasión quedan con Björn y otro personaje, y van a alguna fiesta. El deseo de Judith por estos juegos se incrementará cada día más, sintiendo la necesidad de jugar más a menudo.

 

Los celos también les jugarán malas pasadas a ambos. A Judith con la pesada de Amanda, la lagarta, y a Eric con todo hombre que mira a su chica.

 

Porque, cómo no, no todo es un camino de rosas y las cosas poco a poco se irán complicando más. Con secretos y mentiras entre ellos, que desembocarán en un desastre.

 

Por fin en este libro vemos la ansiada venganza de Judith contra Betta. No una vez, sino dos veces, para mi deleite. Ohhhh, me han gustado mucho las dos escenas en las que se enfrentan. En esos momentos sale la Judith peleona y con garras que tanto me gusta.

 

Un libro completo y que me ha gustado. Muestra la evolución de ellos como pareja, de sus vidas adaptadas para poder seguir estando juntos, de los problemas que tienen que ir solventando con paciencia y amor. No me ha gustado tanto la cabezonería de Eric y lo corto de miras que es, pero he odiado aun más la forma en la que Judith le ha ido mintiendo y en lo orgullosa que es ella, haciendo que siempre sea Eric el que de su brazo a torcer y le pida perdón, cosa que no me gusta y me da rabia.

 

Me ha gustado el final. Un final cerrado y bonito, pero que no es cierto, pues hay un tercer libro de la historia. Realmente no sé lo que les va a hacer Megan a los personajes, pues, en mi opinión, ya es darle demasiadas vueltas a una misma tortilla y al final se va a quemar. Sí es cierto, que se quedan pequeños detalles en el aire, sobre todo de personajes secundarios, pero ello no tiene por qué implicar un tercer libro. Bueno, cosas de la editorial y, claro, yo acabaré siendo una de las primeras en leerlo.

 


 

Escrito por rosamoni

Lunes, 30 de Diciembre de 2013 23:28

 

Valoración

 

Tras romper con Eric, Jud no está dispuesta a volver a sufrir, pero él está totalmente enamorado de ella, y junto con la familia de Jud, lucha por reconquistar su corazón. Si tiene que humillarse, lo hará, pero no puede perderla. El que la persigue la consigue y al final hacen las paces, pero no puede durar mucho la paz en el Paraíso. Una llamada informa a Eric que la mujer que cuidaba a su sobrino se ha marchado, así que tiene que volver y cuidar de él, por lo que Jud y Eric se marchan a Alemania. Allí sola tendrá que hacer frente a una vida muy diferente, en un país muy diferente y con un niño que la odia a muerte. Pero no está dispuesta a dejarse avasallar, luchará con todas sus fuerzas para conseguir que esto funcione, pero ¿lo conseguirá?

 

Tras romper con Eric, Jud no está dispuesta a volver a sufrir, pero él está totalmente enamorado de ella, y junto con la familia de Jud, lucha por reconquistar su corazón. Si tiene que humillarse, lo hará, pero no puede perderla. El que la persigue la consigue y al final hacen las paces, pero no puede durar mucho la paz en el Paraíso. Una llamada informa a Eric que la mujer que cuidaba a su sobrino se ha marchado, así que tiene que volver y cuidar de él, por lo que Jud y Eric se marchan a Alemania. Allí sola tendrá que hacer frente a una vida muy diferente, en un país muy diferente y con un niño que la odia a muerte. Pero no está dispuesta a dejarse avasallar, luchará con todas sus fuerzas para conseguir que esto funcione, pero ¿lo conseguirá?

 

La anterior novela me dejó un gusto agridulce y no sabía qué me podía esperar con ésta, pero desde luego que me ha encantado. Me ha enganchado desde la primera página de una forma increíble. Vamos a ver la reconciliación de Jud y Eric, pero no todo va a ser un camino de rosas; son hielo y fuego y, aunque todo el mundo diga que los polos opuestos se atraen, eso no quiere decir que a veces sean tan opuestos que sea imposible. Pero con una gracia, con una fuerza y con un genio muy español, Jud va a luchar por lo que más quiere, y nos encontramos con un Eric que en la primera novela me pareció frío, bipolar, y dominante y que en esta entrega evoluciona. No puede hacer frente a muchas cosas, pero aun así su amor por la protagonista hace que poco a poco vaya cambiando. Me he enamorado de los dos, de su forma de amarse, y de entregarse a pesar de lo diferentes que son.

 

Flyn, el sobrino, le da un toque tierno a la historia, ya que Jud se encuentra a un niño que ha perdido a su madre, que ha perdido a mucha gente a la que quería y que ahora se apoya en su tío, alguien que lo tiene metido en una burbuja de cristal. Pero no contaba con que la españolita que ahora es la novia de su tío lo va a conquistar, aunque sea lo último que haga en su vida.

 

Con unos secundarios geniales, como los sirvientes de la casa de Eric y la aparición de muchos secundarios que ya salieron en la primera entrega, la cosa va evolucionando, y es que nuestra protagonista ha conseguido conquistarlos. Son una piña y todos ellos van a ayudar a esta explosiva pareja.

 

Al igual que en «Pídeme lo que quieras» primaba para mí más la historia sexual que la historia personal, en este caso yo creo que es al revés. Sí que es verdad que sigue teniendo escenas de alto contenido sexual, pero será porque ya no me ha cogido por sorpresa o porque son muchas menos, se ha centrado más en la evolución de la historia de amor de los protagonistas.

 

Con muchísimos momentos tiernos y escenas donde vemos palpablemente el amor que hay entre ellos, y consiguen emocionar a la lectora. Estaba deseando leerlo y me ha encantado, con un lenguaje sencillo, divertido, sensual y muy romántico, me ha conquistado esta autora.

 

Esperaba encontrar otra entrega y otra vez a esperar, pero no: lo mejor de todo (o no) es que cierra la historia, y debo decir que me ha encantado el final.

 

Valoración: Muy bueno